Copyright ---2020 - Septima Compañía - CBLS

 

CUERPO DE BOMBEROS LA SERENA - CBLS

SÍNTESIS HISTÓRICA 1874 - 2017

Sr. Angelo Pizarro Saavedra

Inspector de archivo histórico

 

Hablar de nuestra institución, implica realizar una mirada retrospectiva a los más de 138 años de servicio a la comunidad Serenense y en definitiva a la patria. Es por lo anterior que un análisis respectivo, implicaría una extensión prolongada más allá de algunas líneas, donde difícilmente podremos determinar cada uno de los hitos que han hecho de éste cuerpo de Bomberos, uno de los más antiguos a nivel nacional.

Sin embargo, tal como un miembro Honorario que toma asiento con aquellos jóvenes aspirantes a contar las historias de su juventud y esplendor bomberil, hoy por intermedio de las presentes palabras, les dare una mirada sucinta y clarificadora de alguno de los hitos importantes de nuestro cuerpo de Bomberos a lo largo de la historia.

Para comprender la actualidad del cuerpo y sus distintos servicios, es necesario realizar un ejercicio que nos lleve a décadas pasadas, momentos en los cuales un grupo de cuidadanos, amparados bajo los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, dan inicio a ésta cofradía denominada Cuerpo de Bomberos de La Serena.

INICIO INSTITUCIONAL

La Serena, siglo XIX. Como en todas las cuidades que nacen al alero de la invasión española, el crecimiento poblacional parte desde su centro cívico hacia sus alrededores, por tanto vemos como ya en esos años, gran parte de nuestro actual centro Serenense, se encontraba ocupado por grandes edificios que daban a la cuidad de La Serena un toque característico difícil de imitar.

En esos años , algunas ciudades, ya contaban con incipientes cuerpos de Bomberos que nacen bajo el amparo de las colonias extranjeras, las cuales motivan la creación de dichas asociaciones con un fin muy importante, el resguardo de la vida y la propiedad ante la ocurrencia de un siniestro. Valparaíso, Santiago y Valdivia, entre otros, dieron inicio a ésta tradición que lentamente imitaron las demás cuidades de un Chile recién naciente y una república aún dando sus primeros pasos.

CUERPO DE BOMBEROS DE LA SERENA

Así, el 25 de Octubre de 1974, fecha importante para nuestra comunidad, dado que aquel día se lleva a cabo en los salones de la Intendencia y Gobernación de Coquimbo, la primera reunión conformada por los vecinos y autoridades de la zona, con el objeto de crear un cuerpo de Bomberos que actuase en la comuna, preparándose para enfrentar los siniestros que en aquella época eran a razón de dos o tres por año.

Importante es destacar que el incendio que motivo la creación del Cuerpo de Bomberos de La Serena, se registro en calle Cordobés con calle Los Carrera, don de actualmente se encuentra una multitienda. Sin embargo luego de dos años de trabajo, el cuerpo de Bomberos logra su cometido, es decir en 1876, fecha en que ven la luz sus primeras dos compañías, la Primera Bomba de Coquimbo (en alusión a la provincia sobre la que tendría por objeto su actuar) y la Segunda Bomba Serena, denominada en sus inicios Bombín y luego Bomba Francisco de Aguirre.

Durante sus inicios, el cuerpo contó con tan sólo dos compañías de agua o de "bomba", sin embargo la necesidad llevó a crear tiempo después la Tercera Compañía de hachas y escalas del Libertador O'Higgins, además de la Cuarta Compañia de Salvadores y Guardias de propiedad Ignacio Alfonso. Todas las anteriores, primeras unidades del Cuerpo de Bomberos de La Serena.

Con el tiempo, el objeto del cuerpo de Bomberos se llevó a cabo sin mayores contratiempos, sin embargo, nadie estaba preparado para lo que se iba a tener que afrontar algunos años después de su fundación, al insertarse este cuerpo de Bomberos dentro de la realidad cívica y el acontecer nacional que por esos años afectaba a nuestro país.

GLORIOSO CUERPO DE BOMBEROS

Corría el año 1879, y Chile declara la guerra al Perú y Bolivia, creando un conflicto que con los años sería denominado "la guerra del Pacifico". Nuestro cuerpo de Bomberos no estuvo ajeno a semejante contienda y combatió en el norte del país. Así, el Cuerpo de Bomberos de La Serena conforma la conocida Batería de Artillería Cívica, la cual combatió ferozmente en las batallas de Chorrillos y Miraflores, como parte integrante del denominado Regimiento Coquimbo, sufriendo varias bajas, entre ellas la del capitán de ejército Sr. Marcelino Irribarren, quién era voluntario de la Primera Compañía del CBLS, falleciendo a raíz de un disparo recibido en su abdomen. Debido a este suceso, es valientemente resguardado por el teniente de ejército Sr. Francisco Machuca, quién también pertenecía a la Primera Compañía. Ambos son recordados por historiadores militares, como valientes heroes de ésta valiente gesta.

Así mismo y a raíz de que nuestra zona quedo sin resguardo policial, integrantes de distintas compañías del CBLS, debieron realizar labores de policía y celadores del orden, mientras duraba el conflicto en la zona norte.

En el año 1891, Chile se ve sumido en una guerra civil, conflicto armado entre partidiarios del Congreso Nacional contra los del Presidente del República José Manuel Balmaceda. El cuerpo es llamado a resguardar a la cuidadanía, actuando como policías y celadores de la comunidad, toda vez que las tropas del ejército habían abandonado dicha misión. Nuestro deber de tomar las armas nuevamente se hizo necesario, siempre en resguardo de los valores esenciales de respeto a la comunidad y los valores de la república.

Por ultimo, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, Chile se ve afectado por una grave peste colérica, hecho que motiva al cuerpo de Bomberos a realizar labores de controles sanitarios a la población, resguardo de forma armada de pozos de aguas y colaborando en la penosa tarea de entierro de fallecidos afectados por esta terrible situación. Lo anterior podria decirse que es uno de los primeros servicios que acercaron a los Bomberos a temas de salud, además de destacar que nuevamente se nos llama a tomar las armas en defensa del orden y la institucionalidad.

UN NUEVO SIGLO, LA MODERNIDAD DA PASO AL ROMANTICISMO

Durante gran parte de la primera mitad del siglo XX, el cuerpo de Bomberos afianzó su organización, adquiriendo diversos elementos y vehículos, como importantes maquinas a vapor, gallos automóviles y vehículos de transporte. Claramente la inestabilidad política del país (que incluso llevó a la intervención del cuerpo de Bomberos en 1919 por la autoridades gubernamentales de la época) ya había quedado en el pasado y la prioridad era afianzar los lazos hacia la modernidad y el desarrollo tecnológico.

Así, en el 1900, las Primera Compañía ya contaba con dos vehículos a vapor, uno de ellos una moderna maquina marca Merry Weather y un gallo de transporte. La Segunda Compañía, dentro de su material mayor, en su inventario ya tenia un bombín y una bomba a palanca de madera marca Merry Weather, la Tercera Compañía contaba con un carro porta escala de madera y la Cuarta Compañía con un carro de madera equipado con implementos de salvamento. La Comandancia, por su parte, operaba un carro de transporte de equipos varios, y un número indeterminado de gallos porta mangueras.

Los procedimientos no eran muy distintos a los actuales, claro... salvando las proporciones tecnológicas que el devenir de los tiempos nos ha entregado. Así al sonar las campanas, y al escucharse el toque de fuego, los bomberos voluntarios corrían inmediatamente al cuartel, a ocupar su puesto, sólo pudiendo salir la maquina si se encontrase un teniente, un sargento o dos voluntarios, quines junto a los auxiliares transportaban los pesados carros, y así, comenzaba el ataque a las llamas.

Las compañías de agua desplegaban sus mangueras, haciendo funcionar las bombas, atacando con gruesos y largos pitones de bronce los focos de incendios. La compañía de zapadores levantaba las escalas abriéndoles paso con hachas y ganchos a los pitoneros. Por su parte, la compañía de salvadores se encargaba de recuperar bienes y protegerlos del bandidaje, como así mismo preparar las lonas y cuerdas para el rescate de víctimas que quedasen atrapadas por el fuego. El comandante distribuía el personal disponible, al mando de capitanes, tenientes, sargentos, cabos y bomberos, estos últimos con mando sobre los voluntarios de las distintas secciones en que se dividían las compañías (normalmente 3 o más dependiendo del servicio).

Así, los incendios se combatían con más garra y corazón que con medios materiales, los cuales como es de costumbre en la realidad del Bombero, siempre tienden a ser escasos, realidad que por aquellos años, no es muy distinta a la actual.

Nuestro primer cuartel, se ubicaba en donde actualmente se encuentra la intendencia regional, frente a la plaza de armas. Con los años, se adquirió un moderno edificio en calle Prat esquina Balmaceda. Sin embargo, la mala organización, problemas internos y la mezcla de política en nuestro cuartel, llevo a la intervención de nuestro cuerpo el año 1919, hecho que quedó grabado en la prensa local como "el incendio en bomberos". Claramente se ponía en jaque, el carácter disciplinado, jerarquizado, democrático y no deliberante de nuestra institución.

Luego de la interverción y ya tranquilizados los ánimos, y con el solo objeto de seguir la senda de trabajo y la disciplina, el cuerpo de Bomberos comienza una tranquila pero importante gestión en pro de la comunidad, lo anterior dado que las tazas de incendios y accidentes comenzaban a aumentar. Todo esto motivo a la adquisición de modernos equipos y vehículos, como por ejemplo el carro Ford de la Segunda Compañía, o el carro Mann de la Primera Compañía, los cuales fueron los primeros vehículos con motor adquiridos por el cuerpo.

Ya en 1936, la necesidad de contar con una nueva unidad, motiva a los voluntarios de la Tercera Compañía a plantear la idea de crear una Quinta Compañía, la cual nace días después de ocurrido el siniestro de la Corte de Apelaciones y que consumió además gran parte de la Municipalidad de La Serena, incendio que amenazo con destruir una manzana completa. Nace a la luz la Quinta Compañía de Bomberos "Mair Cazes Sady", conformada en sus inicios por integrantes de la comunidad Sirio-Libanesa de nuestra comuna.

Los incendios se hacían cada vez más incontrolables, y el enemigo natural del Bombero cobraba sus víctimas y arrasaba grandes porciones de un antiguo casco histórico, como es el de La Serena.

DAR LA VIDA SI FUESE NECESARIO, EJEMPLO PARA EL CUERPO DE BOMBEROS

El CBLS, que ya en su momento había llorado a quienes valientemente habían caído en combate en la batallas del norte del país, vistiendo sus uniformes de bomberos en la defensa de la patria; nuevamente se vestía de luto por la muerte de uno de los suyos, a raíz de los sucesos ocurridos un 06 de Abril de 1941. En aquella ocasión, y siendo despachados a un siniestro registrado en calle Pedro Pablo Muñoz con Avenida Fracisco de Aguirre, el carro de la Tercera Compañía es violentamente colisionado por un vehículo particular, resultando heridos de extrema gravedad sus tres voluntarios, entre ellos nuestro primer mártir Sr. Pedro Rojas Araja (q.e.p.d.), voluntario de la Tercera Compañía, quien fallece a raíz de las gravísimas lesiones ocasionadas por el empalamiento de la lanza del mismo carro que hirió mortalmente al voluntario, falleciendo horas después en el hospital de La Serena. Un trágico suceso que llevó a los bomberos a replantearse la necesidad de mejorar sus vehículos contra incendios.

UNA NUEVA COMPAÑÍA, Y LA BÚSQUEDA DE UNA CASA DEFINITIVA

En septiembre de 1949, nace la Sexta Compañía, la cual años antes había funcionado como brigada industrial en la mina de cemento Juan Soldado. Dicha unidad solicita el anexo al cuerpo, el cual da el visto bueno a ésta nueva compañía que tendría por cuartel la zona centro sur de la comuna, siendo ubicado en Calle Michimalongo, población Juan Soldado. Ya en esa fecha las compañías, habitaban el cuartel número uno, sin embargo la necesidad de dineros motivó la venta del terreno de Balmaceda con Prat, debiendo las compañías trasladarse a calle Pení con lautaro, lugar donde se ubico nuestro tercer cuartel, el cual aún mantiene el número uno en su parte superior.

PRIMERA MITAD DEL SIGLO XX, DESARROLLO TÉCNICO

El Plan Serena, llevado a cabo por el presidente de la época Sr. Gabriel González Videla, vio favorecida a nuestra zona y los bomberos no estuvimos ajenos a eso, adquiriéndose modernas bombas, como el Mack de la Quinta Compañía y el Nissan de la Sexta Compañía, además del tanque de la Segunda Compañía. Tiempo después serian adquiridos modernos carros Ford para la Primera y Cuarta Compañía, mención aparte merece el imponente Pantera de la Tercera Compañía. Todo lo anterior con un sólo objetivo, modernizar el combate de incendios, con vehículos mucho más rápidos y potentes.

A comienzos de la década del sesenta, Cuerpo de Bomberos de La Serena, en una hazaña oculta, se toma el edificio que había quedado a medio hacer, ubicado en calle Balmaceda con Avenida Francisco de Aguirre, dicha instalación iba a ser la escuela normal, sin embargo ante la necesidad de contar con un cuartel propio, se decide realizar una "toma" de éste cuartel, para alhajarlo de manera completa para su funcionamiento, labor realizada con el apoyo del voluntario Sr. Daniel Medina, miembro de la Sexta Compañía, también Superintendente por varios años.

El año 1963, la tragedia nuevamente golpea nuestra puerta, ya que el 29 de Junio, rumbo a una romería en el cementerio general citada por la Comandancia del Cuerpo, el voluntario de la Segunda Compañía, Don Manuel María Miranda Droguett sufre un ataque cardiaco mientras conduce el carro atestado de personal que acudía a la citación. Miranda Droguett pudo reaccionar de igual forma, aparcado el carro y poniedo a salvo a toda la tripulación, falleciendo más tarde. Este hecho, no fue reconocido como acto de servicio hasta 53 años después, cuando el 29 de Junio del año 2016 se logra, y luego de muchas discuciones, reconocer a Manuel María Miranda Droguett, como el segundo mártir de nuestra institución.

Ya en la década del setenta, se planteaba la idea de contar con una séptima unidad en el sector de Las Compañías, sin embargo la idea no prospero y la compañía se suprimió por falta de ímpetu de algunos bomberos. Durante la década de los ochenta, los carros son modernizados nuevamente, se adquiere la flota de Berliet KB 770 para la Segunda, Quinta y Sexta Compañía; esta última recibe años después un Carro Renault M170, y la Tercera un Renault porta escalas, la Cuarta recibe el Ford de la Primera en reasignación.

De la misma forma los incendios y rescates habían aumentado en demasía, hecho que motivo a los bomberos a capacitarse técnicamente en materias como el rescate y los materiales peligrosos. Durante esos años aluviones y temporales azotan a la región debiendo ser cubiertos en parte por nuestra institución.

Ya en la década del noventa, bomberos tuvo que hacer frente al germen de los accidentes vehiculares, debiendo preparar a sus voluntarios en dichas materias, adquiriendo un carro especial de rescate vehicular denominado R-1, que luego paso a la Sexta Compañía como R-6. A finales del siglo XX y comienzos del XXI, el cuerpo nuevamente renueva su material mayor, por modernas máquinas Renault llegadas desde Francia a través de la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile (JNCB).

ENFRENTANDO UN NUEVO SIGLO

El 22 de Enero del 2010, nace a la luz la Septima Compañía de Bomberos, unidad joven que viene a materializar una idea que ya llevaba más de 30 años en el cuerpo, siendo su primer Director el Comandante mártir, voluntario de la Sexta Compañía, Sr. Eduardo Varela Ramos (Q.E.P.D.). En el año 2010 el Cuerpo de Bomberos de La Serena, debió acudir al rescate de víctimas del terremoto en la zona sur, por medio de una unidad de rescate urbano, unidad que ya habia tenido su bautizo de fuego para el terremoto de Tocopilla en el año 2007 y que sirvió de base para el actual grupo USAR de rescate urbano, dependiente de la oficialidad de la Primera Compañía "Bomba Coquimbo" y que ha cumplido importantes labores tanto en la comuna como en sus alrededores.

La historia del Cuerpo de Bomberos de La Serena nuevamente se vestiría de luto, a raíz de los hecho ocurridos el día 25 de Diciembre del 2012. En aquella ocasión y en momentos que se celebraba la tradicional navidad de los Bomberos, y al momento de efectuar un salto en paracaídas vestido de viejo pascuero, fallece trágicamente quien fuera en vida nuestro Comandante, Sr. Eduardo Varela Ramos (Q.E.P.D.), todo lo anterior frente a la mirada expectante de quieren presenciaban la hazaña. Éste hecho que fue ampliamente difundido a nivel nacional y que terminó costando la vida de nuestro Comandante mártir, constituye uno de los momentos mas tristes de nuestra historia reciente.

REALIDAD ACTUAL INSTITUCIONAL

Hoy en día el Cuerpo de Bomberos de La Serena cuenta con cinco cuarteles, ubicados en la zona norte, oriente y sur de nuestra comuna, ademas de un cuartel en la zona nororiente y el cuartel central. Se cuenta además con modernas máquinas, de distintos tipos, equipadas para hacer frente a los distintos tipos de emergencias. Así mismo se encuentran en proyectos, nuevos vehículos y cuarteles para las distintas compañías que integran el nuestro Cuerpo de Bomberos.

Sin embargo, todo esto no sería útil sin los más de 250 Bomberos voluntarios de las siete compañías, los cuales viven un proceso constante de capacitación, cuyo único fin es el servicio a la cumunidad Serenense y la Patria.

Ubicanos en:

Circunvalación Monjitas 2871

Las Compañias - La Serena

Fono: +56 51 254 0653

Mail: info@septimalaserena.cl

Séptima Compañía - CBLS